URGENCIAS 24H 600 26 66 86

Mi perro tiene un soplo cardíaco ¿debo preocuparme?

Foto Mi perro tiene un soplo cardíaco ¿debo preocuparme?

Un soplo cardiaco es un sonido anormal que el veterinario escucha al auscultar el corazón con un estetoscopio. No es siempre motivo de preocupación, pero puede ser un indicio de enfermedad cardíaca, por lo que otras pruebas de diagnóstico puede estar justificadas. Para diagnosticar la causa de un soplo, su veterinario puede recomendar pruebas, como análisis de sangre, radiografías de tórax (rayos X), y ecocardiografia.

Un soplo en el corazón es un sonido anormal que el veterinario escucha al auscultar el corazón de un perro a través de un estetoscopio. Normalmente, el veterinario escucha dos sonidos, un “lub” y un “dub”, que son los sonidos normales de cierre de las válvulas del corazón así como la sangre circula a través del corazón. Un sonido “silbante”, adicional, conocido como un soplo en el corazón, se asocia generalmente con una alteración del flujo sanguíneo a través del corazón.

Los médicos veterinarios clasifican la intensidad o volumen de sonido de un soplo en el corazón en grados de uno a seis, uno siendo apenas audible y seis siendo el más alto. Estos grados no se correlacionan necesariamente con la severidad de la condición del corazón; no son más que una de las varias formas en que los veterinarios intentan caracterizar el murmullo cardiaco.

Un soplo cardiaco no siempre es motivo de preocupación, pero puede ser un indicio de un problema cardíaco. Dependiendo de la condición del perro, su veterinario puede querer realizar pruebas diagnósticas adicionales para determinar la causa del soplo.

 

¿QUÉ CAUSA UN SOPLO CARÍACO?

Los soplos del corazón son causados por una serie de condiciones que pueden crear turbulencias en el flujo de sangre a través del corazón. Las causas comunes en los soplos cardíacos son:

  • Deficiencias de las válvulas cardíacas o bloqueos
  • Defectos en las paredes del corazón
  • Anormalidades en la viscosidad de la sangre (anemias)
  • Anormalidades en la velocidad del flujo sanguíneo (fiebre o taquicardia)
  • Miocardiopatías (enfermedad de las paredes musculares del corazón)
  • La enfermedad del gusano del corazón
  • Endocarditis (infección de las válvulas del corazón)
  • Tumores

 

¿HAY DIFERENTES TIPOS DE SOPLOS?

Si, una clasificación posible sería la siguiente:

  • Soplos inocentes: son los que se producen en pacientes sanos, sin consecuencias para el animal. Pueden ser permanentes o temporales y generalmente son suaves. Algunos ejemplos son los que se escuchan a veces en cachorros o en perros de tórax profundo y delgado.
  • Soplos funcionales: estos soplos se producen por una alteración en el flujo de sangre, pero no están acompañados de una patología cardíaca. Pueden ser un poco más fuertes que los anteriores. Se producen en animales anémicos, en mascotas que padecen taquicardia, en pacientes con fiebre, en gatos con hipertiroidismo, etc.
  • Soplos patológicos: estos sí implican una patología cardíaca, que puede ser congénita o adquirida. Se producen cuando alguna de las válvulas no se abre o cierra completamente, cuando hay una obstrucción a la salida de sangre del corazón en las grandes arterias, en los casos de defectos en los tabiques interauricular o interventricular, etc

 

¿QUE ES UN SOPLO "INOCENTE"?

En ocasiones, los veterinarios pueden detectar un soplo en el corazón de un cachorro. Si bien esto puede indicar la presencia de una condición cardíaca congénita (un defecto con el que nació el cachorro), en muchos casos es un soplo “inocente”, lo que significa que no está relacionado con un problema cardiaco real. Estos soplos suelen desaparecer en el momento en que el animal es de aproximadamente 4 meses de edad. Si el soplo no se resuelve, su médico veterinario puede recomendar pruebas diagnósticas adicionales para investigar más a fondo.

 

¿CUÁLES SON OTROS SIGNOS QUE SUGIERAN UNA ENFERMEDAD DEL CORAZÓN?

No todos los perros con una enfermedad cardiaca muestran signos externos. Sin embargo, si le han dicho que su perro tiene un soplo en el corazón, debe buscar signos tales como:

  • Tos
  • Dificultad para respirar o respiración rápida
  • Congestión o respiración “ruidosa”
  • Intolerancia al ejercicio (renuencia a ejercitar)
  • Debilidad o letargo (cansancio)
  • Desmayos
  • Encías grises o azules
  • Distensión abdominal (un aspecto “barrigón”)
  • Colapso
  • Pérdida de peso


Si su perro presenta alguno de estos síntomas, llame a su médico veterinario para buscar su consejo, o programar un examen clínico.

 

¿QUÉ PRUEBAS DIAGNÓSTICAS PUEDEN SER NECESARIAS?

Para determinar la causa de un soplo cardiaco, su veterinario puede recomendar una serie de pruebas, tales como:

  • Exámenes de sangre, incluyendo pruebas de diagnóstico del gusano del corazón y/o biomarcadores de enfermedad cardiaca como troponinas o factor ProBNP.
  • Radiografías de tórax (rayos X) para evaluar el corazón, los vasos sanguíneos y los pulmones
  • Electrocardiograma (ECG)
  • Ecocardiograma (un examen de ultrasonido para evaluar la estructura del corazón y su función)
  • Pruebas de presión arterial

 

En general el soplo es auscultable mucho antes de que se desarrolle una enfermedad clínica por insuficiencia cardíaca. Además, la intensidad del sonido no tiene correlación con la gravedad del cuadro clínico. Te recomendamos que sigas las indicaciones del veterinario clínico o del cardiólogo, ya sean medicamentos, controles periódicos o un cambio en la alimentación. Estas medidas se orientan a contener el avance de la patología y muchas veces contribuyen a prolongar y mejorar la calidad de vida de las mascotas.

Comparte la noticia