URGENCIAS 24H 600 26 66 86

Consejos gatunos para la visita al veterinario

Foto Consejos gatunos para la visita al veterinario

Entendemos a los gatos y queremos que su visita sea los más agradable posible tanto para usted como para su gato. Sea cual sea la razón, existen varias formas de hacer que la experiencia sea menos estresante posible.

Por ello disponemos de nuevas instalaciones, toda una parte de la clínica adaptada a nuestros felinos, en nuestro centro VetClinics Calpe, avenida de los ejercitos españoles, n16

 
Conseguir que la visita al veterinario sea menos estresante empieza por el modo en que usted maneja a su gato en casa, lo bien que lleve su gato el viaje hasta el veterinario, cómo es tratado en la clínica, y termina con el viaje de vuelta a casa.

 


El transportín

 
Elija un transportín sólido (el cartón, sobre todo cuando se moja, no es la mejor elección para un gato) y no viaje nunca con el gato suelto dentro del automóvil.

El gato se sentirá menos asustado si el trasportín huele a algo familiar y tranquilizador. Esto se puede conseguir:

  • Dejando el trasportín por casa, como ‘parte del mobiliario’ y de forma que no aparezca únicamente cuando la visita al veterinario es inminente.
  • Haciendo que el gato se acostumbre al trasportín utilizándolo como cama en casa y dándole de comer alguna vez en su interior.
  • Utilizando material de cama para el trasportín sobre el que el gato duerma habitualmente.
  • Colocando dentro del trasportín una prenda que pertenezca a la persona favorita del gato.
  • Al menos media hora antes de colocar al gato en su interior, rociando el trasportín y lo que contenga con Feliway (una feromona sintética que ayuda al gato a sentirse seguro)
     


De camino a la clínica 

 
Durante el trayecto: Si el viaje es en coche, el trasportín deberá ir sujeto con el cinturón de seguridad para que se mueva lo menos posible durante el viaje. Por la calle evitaremos balanceos y golpes con las piernas. Es aconsejable llevar la caja cubierta con una funda o toalla para evitar el contacto visual del gato con el exterior, ya que esto suele ser causa de estrés.

 

 


Una vez en la clínica

 
En la sala de espera: Siempre  debemos mantener la caja en alto, encima del mostrador, durante la recogida de datos. Y luego, nos dirigiremos a nuestra área especial para gatos, colocando el transportín en los muebles adaptados para ello. Si fuera necesario, y su gato no se encuentra cómodo, le proporcionaremos una toalla para cubrir el transportín, asegurando su mayor tranquilidad.


En la consulta

 
Disponemos de una sala exclusiva para gatos, en la que además de un dispositivo de feromonas, tenemos el material necesario adaptado al tamaño de nuestros felinos. Nuestro equipo de profesionales está formado para hacer la visita lo más agradable posible. Los gatos suelen necesitar un tiempo para acostumbrarse al entorno de la clínica y tranquilizarse. Esto no supone ningún problema.

 

 

 La vuelta a casa 

 
Siguiendo los mismos consejos durante el trayecto, al llegar a casa abriremos la puerta de la caja y dejaremos que salga tranquilamente, cuando esté preparado para ello.

Los gatos pueden estar nerviosos y desorientados al volver a casa. Háblele y acarícielo o cepíllelo suavemente, dejando que sea él el que inicie un contacto más cercano cuando esté preparado.

 

 


Esperamos que estos consejos le resulten útiles y le ayuden a minimizar el estrés tanto para usted como para su gato cuando lo traiga a la clínica. VetClinics se preocupan por el bienestar y la salud de su gato. Si hay algo que le preocupe, no dude en llamar a la clínica.

Gracias por su confianza

Comparte la noticia